5 junio 2020 · En los medios

El Topo en Pasión Paternal

¿El Topo? Fanático de Argentinos

Conoce la historia de Juan Navarro, el fanático del Bicho que es uno de los dueños de la churrería de barrio que es furor en las redes y crece en sucursales.

Un negocio familiar que arrancó 52 años atrás y que en la actualidad se expande más que nunca. La churrería El Topo es de Argentinos. ¿Cómo? Uno de sus dueños, Juan Navarro, de 42 años de edad y parte de la segunda generación de churreros, es hincha del Bicho y refleja su pasión dia tras día en Twitter, donde maneja la cuenta. “Mi viejo y mi padrino arrancaron todo esto hace 52 años. Yo estoy radicado con mi familia en Capital, pero tengo gran parte viviendo en la Costa y en Bahía Blanca, que fue donde empezamos” 

Pocos lo saben, pero en los comienzos de la empresa, El Topo tuvo su local por un tiempo en Paternal, La primera churrería fue en Belgrano donde los resultados fueron buenos, pero el consorcio donde alquilaban los echó por los olores que generaban los churros. Después probaron suerte un tiempo en Paternal, en Nicasio Oroño, donde muy bien no les fue”

Finalmente La Costa Atlantica terminó siendo el lugar de mayor redito para el emprendimiento. “Un amigo en común que tenían, iba siempre a Gesell, hablando todo esto allá por 1968, fueron al lugar, les gustó y armaron el local ahí donde se pudieron establecer y lograr un crecimiento. Un año después abrieron ya la segunda sucursal en Necochea y se repartieron un local cada uno entre mi viejo y mi padrino”

En el presente cuentan con 11 sucursales, de los cuales dos son en Capital Federal. Hay otro local en Caballito que está a la espera de convertirse en el número 12, y que depende de la reanudación de la construcción para que esté finalizado.

Hablando de crecimiento, en el último tiempo El Topo logró una explosión de seguidores en Twitter, donde cuenta con mas de 43 mil seguidores. Juan, que además es el Community Manager, asi lo cuenta.  “Para el que va a Gesell, Pinamar o Necochea ya era una empresa conocida. Llegamos a Bs.As en el 2009 con la primer churrería y me costaba mucho difundir que ya nos habíamos establecido. Hicimos volanteo, folletos en los locales de la costa, redes sociales de una manera diferente a la actual, que este verano se dio particularmente el boom en Twitter, que yo lo manejo. Mi sobrino, que es de la 3ra generación, maneja el Instagram. Cambié la metodología de respuesta. En enero de este año teníamos 6000 seguidores y actualmente estamos con 43000 seguidores”

La sencillez y la espontaneidad son las claves de ese éxito. “Se dio de manera natural, la red la utilizó como me manejo en el negocio. Como si estuviera el usuario detrás del mostrador.  Tomé la decisión de usar el constante diálogo con el cliente, si hay reclamo lo respondo yo también. El personaje de Twitter pegó muy bien” confiesa Juan.

Muchos hinchas vienen pidiendo el local en el estadio para disfrutar los churros en pleno partido, e incluso ya hubo un pedido a Malaspina. “Estamos charlando con varias personas, para ver cómo se podría realizar e implementarlo. Por el momento no tenemos previsto establecernos en las cercanías de Paternal, porque necesitamos flujo de gente y zonas de alto transito. La idea por ahí es, y ya se lo propuse al presidente del club en Twitter, ¿Que tal si somos el primer estadio de fútbol en el mundo que vende churros?  Así como en la playa, pasa el canastero en las tribunas vendiendo churros. Podría ser revolucionario eh”

Metiendonos ahora si en su fanatismo por el club, se da la particularidad que no es de La Paternal, ni tampoco heredó la pasión.  “En la familia no tengo a nadie del club. Mi vieja hincha de River y hasta se ponía a llorar de tanto fanatismo, incluso una vez, Riquelme pasó por el local que tenemos en Villa Gesell y lo puteó. Nosotros vivimos muchos años en Urquiza y todos los findes íbamos a Las Malvinas. Con 10,11 años, con un grupo de amigos salíamos del colegio los viernes y nos juntabamos a las dos de la tarde, agarrabamos Bauness derecho y al Poli”

Tiempo después, a Navarro le picó el Bichito. “Siendo ya socios, con un amigo de Boca dijimos de ir a la cancha para ver a Argentinos. Surgió y terminamos yendo todos los domingos. Jugando en Atlanta, Español, Ferro y me hice hincha. Yo no creo en la frase de que hincha se nace, sino estás condenado a ser del club que te hacen tus padres. A mi no me inculcaron el vos tenes que ser de este club, mi fanatismo se dio”, además, cuenta que ya adquirió los nuevos abonos y que su hijo es un apasionado de Argentinos: “Él es fanático del Bicho, más que yo y es un enfermo. Siempre me insiste para ir a la cancha y tiene todas las camisetas. Me hizo comprar ahora el abono para la platea nueva. Cambiamos de lugar porque siempre íbamos a la Platea Boyacá”

Por otra parte, las apuestas son recurrentes cada vez que juega Argentinos y en el último tiempo le tocó perder una con otro famoso personaje en las redes. “Hace poco me tocó perder con Basilotta (dueño de Guaymallen) cuando jugaban Argentinos y Vélez, donde ganaron ellos y le tuve que dar dos docenas de churros pagando el envío”.

“Aunque se magnificó este año, en Twitter ya me mostraba hace bastante como un CM de Argentinos Juniors. Mis familiares me pelean, porque hay de River, de Boca. Me dicen el Topo es de River, pero olvídate, en Twitter es del Bicho y nadie más” sentencia.

Con respecto al presente que atraviesa el club, resalta: “Estoy asombrado para bien con lo futbolístico y el crecimiento que logró el club con esta dirigencia, no creí que lo iba a poder llegar a ver. El apoyo a las inferiores, el estadio, donde entrenan. Me encanta que el club mantenga la esencia y apueste por los pibes”

A pocos días de haberse cumplido una década de la histórica consagración del Clausura 2010, en cancha de Huracán, recuerda sobre aquel día:  “Lamentablemente estaba laburando ese domingo en el local, no pude ir y lo escuché por la radio. Los fines de semana son días de máximo laburo para mi, era mi primer año en la churrería y estaba a full” 

Para cerrar, Juan Navarro describe sus sentimientos por Argentinos Juniors, pese a no haber nacido en el barrio: “Para mi ser hincha de Argentinos, como dice la canción que me encanta, es ser diferente. Diferente en la pasión que uno le tiene al club, a la entidad, ser de Argentinos es una forma de ser y de vivir. Es una cosmovisión diferente de la vida, que lo pueden tener otros clubes, pero es mucho más particular. Es que te guste el buen fútbol, ir a la cancha con la familia, ver las caras de siempre. Yo no soy de La Paternal y me crié toda la vida en Villa Urquiza, pero en la cancha me siento como uno más del barrio”

Diario: Pasión Paternal
Fecha: 03 de junio de 2020